Carmen espigares

Carmen Espigares Navarro. Psicóloga de ISEP Clínic Granada

No es fácil identificar las señales de Altas Capacidades en los niños. El concepto de Altas Capacidades Intelectuales engloba: precocidad intelectual, sobredotación y talento. A continuación, definiremos cada uno de estos términos:

  • Sobredotación: los niños superdotados son aquellos cuyo coeficiente de inteligencia es igual o superior a 130. Además, el niño superdotado muestra una excepcionalidad muy superior a la media en las distintas áreas y aptitudes que conforman la inteligencia global.

  • Talento simple y talento complejo: las personas que puntúan alto en una aptitud específica, presentarían un talento simple. Cuando se dan altas puntuaciones en diversas aptitudes combinadas, estaríamos hablando de talento complejo.

  • Precocidad intelectual: este término define a aquellas personas que de forma muy temprana adquirieron algunas habilidades intelectuales o psicomotrices; como por ejemplo, comenzar a hablar antes de los dos años de edad o escribir y leer antes que los demás compañeros de su misma edad. Sin embargo y aunque todos los niños superdotados son intelectualmente precoces, no siempre se da a la inversa; no todos los niños con precocidad intelectual son superdotados.

Señales que pueden alertar de posibles Altas Capacidades

Los padres suelen ser los primeros en detectar que su hijo muestra ciertos comportamientos que resultan diferentes a los que presentan la mayoría de bebés y niños de su edad. Normalmente son muy demandantes de la atención de sus padres desde los primeros meses de vida, se sobreestimulan con facilidad, duermen poco, suelen presentar una muy buena coordinación psicomotriz, y es también común ver que ya levantan la cabeza antes del primer mes. Además, sobre el mes y medio es habitual que vocalicen dos sonidos diferentes y a los seis meses ya son capaces de responder a su nombre.

Un poco más tarde comienzan a manifestarse otras características comunes:

  • Son niños muy intensos, tanto a nivel emocional como sensorial. Esta intensidad suele desconcertar a los padres, ya que no entienden el por qué de sus exageradas reacciones. Además, es común la baja tolerancia a la frustración la cual les hace estallar en potentes rabietas. Se observa también un interés muy precoz por el sentido de la justicia y la equidad, así como un sensibilidad especial hacia temas relacionados con la muerte y la vida, nuestra existencia así como la justicia social.

  • Es común que muchos de estos niños cuestionen las normas y ciertas figuras de autoridad, si éstas no están bien argumentadas o no tienen un sentido claro para ellos.

  • Su capacidad memorística es muy buena, tanto a corto como a largo plazo. Por otro lado, gozan de una notable memoria eidética, que es la capacidad para recordar con un nivel de detalle muy preciso.

  • En la mayoría de los casos, su aprendizaje de la lectoescritura es muy temprano y poseen un vocabulario rico y muy amplio para su edad.

  • Suelen ser autocríticos y perfeccionistas. Pueden darse problemas de adaptación en sistemas familiares y escolares rígidos y con un exceso de normas. De igual modo, pueden ocurrir dificultades en la atención y en la concentración cuando las actividades o tareas no les resultan interesantes, ya que se aburren y acaban distrayéndose o solicitando otra actividad que les resulte más atrayente.

  • En estos niños es común que ocurra lo que los psicólogos llamamos disincronía evolutiva. Este fenómeno se da cuando dos áreas de su desarrollo (la intelectual y la emocional) no funcionan de forma paralela. Por ejemplo, un niño con altas capacidades puede estar interesado por temas poco apropiados para su edad, como la igualdad y la justicia y, a la vez, reaccionar con una rabieta desmesurada ante la pérdida de un juguete. Muchos padres refieren que es como “si intelectualmente estuviese en un lugar y emocionalmente en otro”.

¿Qué hacer si sospechas que tu hijo puede tener Altas Capacidades?

En el caso de sospechar que tu hijo pueda tener Altas Capacidades, es esencial acudir lo antes posible a un experto para llevar a cabo una evaluación que pueda confirmar o no el diagnóstico. La detección a edades tempranas es muy importante, ya que favorece un mejor desarrollo de todo su potencial y además ayuda a los familiares a entender las necesidades y características de su hijo. Los niños con Altas Capacidades suelen mostrar dificultades para entender y adaptarse a la realidad que los rodea, ya que perciben mucha más información de la que saben gestionar. De igual modo, estos niños pueden sentirse diferentes y poco comprendidos por los otros niños, así como con pocos intereses en común. Todo esto si no se detecta a tiempo, puede ocasionar dificultades en la integración y en la competencia social, con el consecuente peso sobre su estado de ánimo y su autoestima.

Por otra parte, aunque el sistema educativo actual ha experimentado cierto progreso para gestionar de un modo más efectivo al alumnado con estas capacidades, aún sigue muy vigente una línea cuanto menos tradicional, en la que la creatividad, experimentación e investigación siguen quedando en un segundo plano. Muchos colegios siguen centrándose en los libros de texto como único o principal recurso educativo, con el que los niños no hacen más que asimilar contenidos pero sin posibilidad de vivenciarlos, dando lugar al que sería un aprendizaje mucho más experiencial y significativo. Este marco educativo acaba siendo desmotivante para muchos niños, especialmente para aquellos con Altas Capacidades debido a que sus intereses suelen ir más allá de lo que aparece en los libros de texto y a que frecuentemente se aburren ante tareas monótonas las cuales no les suponen ningún reto intelectual. Si estos niños no disponen de recursos para que puedan desarrollar de forma óptima su talento, se sentirán “ahogados” en un entorno escolar que no les enriquece en absoluto. Son habituales derivado de esto, cuadros de ansiedad, problemas de autoestima y dificultades en el área social, así como fracaso escolar.

En Isep Clínic Granada estamos a vuestra disposición para llevar a cabo una completa evaluación a cargo de un excelente equipo de profesionales especializados en Altas Capacidades, para confirmar un posible diagnóstico y lograr así uno de los objetivos esenciales para con estos niños, el cual es, además de estimular su capacidad intelectual, fomentar también una adecuada inteligencia emocional, que les predispondrá a sacar lo mejor de sí mismos así como a integrarse de una manera satisfactoria sin sentirse diferentes o extraños.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies