natalia frasquier isep clinic granada

Natalia Frasquier Sabariego. Psicóloga de ISEP Clínic Granada

Durante mucho tiempo se ha trabajado el miedo a hablar en público a través de la terapia cognitivo – conductual de forma tradicional. La forma en la que se enfoca la terapia con el paciente es realizando una jerarquía de las situaciones ansiógenas de menor a mayor dificultad, enseñando al paciente herramientas que le permitan sentirse más efectivo y seguro en la situación temida, técnicas para controlar la ansiedad como por ejemplo la respiración abdominal o la relajación muscular progresiva o técnicas de distracción, también se le enseñan autoinstrucciones que le permitan controlar sus pensamientos irracionales, etc… Sin embargo, una vez que el paciente ha adquirido todas las herramientas y habilidades necesarias para enfrentarse a la situación, el problema que nos encontramos es cómo hacer que se vaya aproximando a la situación de forma gradual y en un entorno controlado donde el éxito del afrontamiento esté asegurado.

Actualmente existen herramientas como la Realidad Virtual que nos permiten controlar y monitorizar lo que el paciente experimenta virtualmente durante el tratamiento y permite la adaptación y personalización a cada paciente a través de entornos inmersivos facilitando así la exposición gradual a las situaciones temidas. Con el uso de ésta herramienta podemos complementar la terapia clásica haciéndola mucho más eficiente.

El entorno virtual es capaz de generar en la persona las mismas sensaciones, pensamientos o emociones que experimentaría en un entorno real. La gran ventaja es que no es necesario esperar a que se produzcan las situaciones que teme el paciente forma natural, además de poder exponerse un número de veces indeterminado.

Tiene dos grandes ventajas: capacidad de inmersión, consiguiendo que la persona se sienta físicamente presente en el entorno virtual, y la capacidad de interacción, permitiendo al paciente interactuar con el entorno virtual en tiempo real.

Para mejorar el miedo a hablar en público podemos utilizar diferentes entornos donde se pueden configurar variables como el número de personas ante las que estás hablando, si es una entrevista de trabajo o una sala grande donde estás exponiendo alguna materia, incluso la amabilidad de las personas a las que les estás hablando. De éste modo podemos adaptar la exposición conforme a la jerarquía que se realiza con el paciente inicialmente. Además de ello el psicólogo está acompañando en todo momento al paciente durante su exposición midiendo sus niveles de ansiedad subjetivos o monitorizando su ansiedad a través del biofeedback. De éste modo el paciente se siente más motivado a realizar el afrontamiento.

Por todo ello, su uso junto con las técnicas tradicionales de la terapia cognitivo – conductual mejora la eficacia de muchos tipos de tratamientos, incluido el miedo a hablar en público.

Desde ISEP Clínic Granada te animamos a que consultes con nosotros. Con ésta nueva herramienta podemos ayudarte a superar tus dificultades.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies