Celia-equpio-isep-clinic-granada

 

 

Celia López Sánchez. Psicóloga y Sexóloga de ISEP Clínic Granada

 

 

 

La falta de deseo sexual en las mujeres es uno de los problemas más frecuentes que plantean en terapia de sexualidad.

Una de las posibles causas de esta ausencia de líbido puede deberse a la incapacidad para construir un imaginario sexual a través del uso de fantasías.

Las fantasías sexuales son cualquier tipo de imagen mental que refiere un significado erótico para la persona.

Debido a la represión sexual sufrida por las mujeres a lo largo de la historia, el uso de este tipo de fantasías en las relaciones puede percibirse como algo negativo, en lugar de como un complemento más de la relación.

La presencia de las fantasías en los encuentros sexuales, ayudan a poner la mente en clave erótica, de forma que nuestro pensamiento se centre en aquello que estamos haciendo y nos da placer, en lugar de en aquello que tenemos pendiente, el qué dirán o qué pensarán. Mientras nos encontramos inmersas en nuestra imagen erótica, disfrutamos de la sexualidad y las relaciones serán mucho más placenteras.

Nos encontramos con una gran cantidad de mitos en relación a las fantasías sexuales. Una de las más comunes son aquellas que involucran una tercera persona que no es la pareja, y hay quien la llega a considerar una infidelidad. El sentimiento de culpabilidad generado por una imagen involuntaria es tremendo.

Es necesario erradicar las creencias erróneas acerca de las fantasías, de forma que favorezca y amplíe la sexualidad de las mujeres, llegando a aumentar su autoestima al sentirse más liberadas . El poder disfrutar del cuerpo y los encuentros sexuales, hace que observemos menos aquellas partes de nosotras que no nos gustan y nos ayuda a centrarnos en la capacidad para el placer que posee nuestro cuerpo.

Con la llegada de las nuevas y famosas sagas eróticas, la frecuencia y variedad de fantasías sexuales en mujeres ha aumentado. Lejos de ser una lectura socialmente castigada, ha supuesto un acercamiento a la literatura erótica para estas mujeres, que, actualmente, hablan sin tapujos sobre estos libros y las sensaciones que producen en ellas. Aprovechando el creciente éxito, podemos acercar la fantasía y explorar las diferencias entre las mujeres, ampliando su campo de visión, a la vez que disfrutan un poco más de su sexualidad.

Es importante trabajar nuestro imaginario a través de lecturas, relatos, películas, cortos y poesía, entre otras, de tipo erótico, y podremos comprobar cómo nuestro deseo sexual aumenta.

Si las dificultades continúan, no dudes en consultar con un especialista. Mientras tanto, disfruta de las fantasías y añadelas en tus relaciones para un mayor disfrute.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies