inmaculada rodriguez isep clinic granada

Inmaculada Rodríguez. Psicopedagoga de ISEP Clínic Granada

Dado que el 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la eliminación de la Violencia contra la Mujer o Día Internacional de la No Violencia de género, está en nuestras manos como padres, madres, docentes y educadores poner nuestro granito de arena para educar en igualdad y respeto a nuestros niños/as.

Hay que tener presente que la violencia de género es aprendida, está basada en un modelo social en el que se usa la violencia para resolver los conflictos. Esos modelos expuestos en niños y jóvenes puede llevar a justificarla y a ejercerla en determinados momentos.

Desde que nacemos se crea diferenciación entre niños y niñas con sus correspondientes “roles sociales” que nos hacen desempeñar determinados papeles a lo largo de nuestra vida.

Los agentes socializadores más importantes son : Familia, escuela, grupo de iguales, medios de comunicación…

La influencia de estos agentes incide desde la infancia, la construcción de la identidad y las relaciones con las personas, hasta la interacción con el mundo, siempre a través de elementos cotidianos como: El lenguaje, la ropa, los colores, las actitudes, las emociones, la comunicación verbal y la no verbal, normas y las reglas familiares y escolares, modelos parentales y de personas del entorno, juegos y juguetes, asignación de tareas diferenciadas, roles y modelos de los personajes de los cuentos, videojuegos, películas, canciones…Una de las claves para prevenir la violencia de género es la coeducación.

Coeducar, parte del principio de la igualdad entre sexos, significa no establecer relaciones de dominio que supediten un sexo a otro, sino incorporar en igualdad de condiciones las realidades y la historia de las mujeres y de los hombres para educar en la igualdad.

Una escuela coeducativa se entiende como aquella en la que se corrige y se elimina todo tipo de desigualdades o mecanismos discriminatorios por razón de sexo. No es unificar las mentes de los niños y niñas sino que, es enseñar a respetar lo diferente y a disfrutar de la riqueza que ofrece la variedad.

Para llevar a cabo la coeducación tendremos en cuenta:

– Educar a los niños y niñas en la tolerancia

– Fomentar la construcción de relaciones más justas e igualitarias.

– Llegar a un tratamiento igualitario entre sexos de las mismas edades.

– Observar y eliminar los comportamientos, lenguaje, estereotipos

– Erradicar la violencia en todos sus ámbitos

– Favorecer e intervenir en la resolución de conflictos.

Desde la escuela el profesorado, deberá cuidar su lenguaje, los gestos y su comportamiento en general para no generar discriminación.

Es muy importante asímismo la parte que corresponde a la familia, como primer agente socializador y donde más se puede fomentar y consolidar los roles o estereotipos tradicionales. Hay una gran cantidad de aspectos, situaciones, roles y comportamientos que se han de cuidar, corregir y modificar. Los niños y niñas se ven influidos por los medios de comunicación, que suelen inculcar estereotipos y roles tradicionales, por lo que es función de los adultos crear en ellos una actitud crítica al respecto. Hay que estar atentos a explicarles del mejor modo posible los modelos reflejados en películas, anuncios, canciones…

Tenemos un papel fundamental en la educación de nuestros pequeños para que en el futuro se conviertan en personas tolerantes, respetuosas e igualitarias y puedan establecer relaciones humanas sanas a partir de una adecuada escala de valores, lo que repercutirá en una sociedad más igualitaria, más justa y más feliz.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies